sábado, 20 de septiembre de 2014

Serie: The Originals (Los Originales)


Título: Los Originales
Título Original: The Originals
Año: 2013
Director: Julie Plec (Creator),  Chris Grismer
Guión: Julie Plec
Reparto: Joseph Morgan, Phoebe Tonkin, Daniel Gillies, Daniella Pineda, Charles Michael Davis, Leah Pipes, Claire Holt

Spin off de 'Cronicas vampíricas'. Se concentrará sobre Klaus (Joseph Morgan) y los originales de 'Crónicas vampíricas' (después o antes de Elijah). Le veremos regresar al Nuevo Orleans y se reencontrará allí a su diabólico y antiguo protegido Marcel. Phoebe Tonkin, que da vida a la mujer lobo Hayley en la temporada 4 de 'Crónicas vampíricas', también estará presente en el reparto de este potencial spin off que será escrito por Julie Plec, cocreadora de 'Crónicas vampíricas'. La trama contará con Camille, una estudiante de psicología que despertará el interés de Klaus. A pesar de ser humana, el personaje tendrá su lado sombrío y quedará intrigada con el híbrido.

 photo Opinioacutenpersonal2_zps22a5d3b5.png
Los spin-off están muy de moda actualmente y con The Vampire Diaries creo que han dado en el clavo al desarrollar una historia paralela al mundo de Mystic Falls y con unos personajes que, en mi opinión, le han dado muchísimo valor a las últimas temporadas de la serie. The Vampire Diaries lleva un tiempo perdiendo bastante fuelle; se ha vuelto muy repetitiva y aún la estoy siguiendo porque soy irresistible a los encantos y las atrocidades de Damon Salvatore. De lo contrario, ya me habría cambiado de bando y disfrutaría únicamente semana tras semana con la endemoniada y atractiva familia de Originales, Los Mikaelson.
The Originnals fue presentada al público a través de un episodio como parte de la trama de la cuarta temporada de The Vampire Diaries, alcanzando buenas cifras de audiencia para la cadena y dando así bandera verde para el desarrollo del spin-off.

Al comienzo de la serie Klaus Mikaelson, híbrido inmortal (mitad vampiro y mitad hombre lobo), regresa al barrio francés de Nueva Orleans, territorio que él ayudó a construir siglos atrás, su hogar. Allí se reencuentra con su viejo amigo y pupilo Marcel, descubriendo que es dueño de todo lo que él ha ansiado durante años: todos los vampiros obedecen sus órdenes sin rechistar y posee el control sobre toda criatura sobrenatural que ponga un pie en su territorio. Las brujas son las únicas que se atreven a darle un poco de batalla pero Marcel cuenta con un arma secreta que las mantiene a raya y que detecta cuando hacen uso de la magia sin su consentimiento.
Decidido a ayudar a su hermano a encontrar la redención, Elijah regresa a Nueva Orleans en busca de Klaus y pronto se entera de que Hayley, una mujer lobo con la que su hermano tuvo una noche de pasión desenfrenada, también ha llegado al barrio francés en busca de pistas sobre su historia familiar y que posee la clave a todos los problemas de Klaus: está embarazada y el bebé es un híbrido como su padre. 
Mientras Elijah trata de volver a unir a su familia, las tensiones entre las facciones sobrenaturales de la ciudad están a punto de romperse en mil pedazos. Dispuesto a recuperar lo que una vez fue suyo, y sin importar tener que enfrentarse a su viejo pupilo, Marcel, Klaus realiza una alianza con las brujas para asegurarse su reinado en Nueva Orleans, mientras que Elijah trata por todos los medios de proteger a Hayley y a su sobrino.
Rebekah Mikaelson, la última de los Originales, se unirá a sus dos hermanos con una agenda propia, tensando mucho más la relación familiar y las puñaladas por la espalda entre parientes.

Esta serie es a leguas muchísimo más madura que The Vampire Diaries. Aquí desaparecen las fiestas de instituto, las locuras adolescentes y los amores imposibles entre humanos y vampiros, sin olvidarnos de los duros triángulos amorosos. En The Originals la historia adquiere mayor madurez, mayor peso y con una guerra de proporciones sobrenaturales a punto de estallar en el centro del barrio francés de Nueva Orleans. No hay bando bueno ni bando malo y eso es lo que más me fascina de esta serie. Todos son malos por naturaleza y no tratan de reprimir esa necesidad de matar, todos están dispuestos a hacer cualquier cosas por alzarse con el poder o lograr sus objetivos, sin importar a quién se lleven por delante, y ver cómo luchan y se enfrentan capítulo tras capítulo sin miramientos es genial. Son malos luchando contra malos y es algo mucho más intenso y emocionante que la típica lucha entre el bien y el mal donde ya sabes de primera mano quién va a seguir en pie cuando acabe todo. Ninguno trata de justificar sus razones para hacer esto o aquello, actúan por naturaleza, no rinden cuentas a nadie y jamás se disculpan o piden perdón cuando algunos de sus planes o pataletas acaban con la masacre de personas inocentes. La supervivencia del más fuerte es la clave y vampiros, brujas y hombres lobos lucharán por alzarse con la victoria en un campo de batalla abierto a pactos donde los aliados cambian de bando a su antojo y conveniencia en función del pie con el que se levanten ese día en cuestión.
El abanico de giros y vueltas de tuerca es interminable y sorprendente.

Los personajes es otro punto muy positivo de la serie.
Rebekah, Elijah y Klaus, mantienen la esencia y la personalidad que ya nos resultaba tan familiar en The Vampire Diaries, y vamos conociendo mucho más de sus pasados, pues mil años de existencia dan para mucho y la vida de estos tres vampiros tiene bastante por dónde exprimir y sacar jugo. Joseph Morgan, Daniel Gillies y Claire Holt hacen un trabajo increíble; sus personajes mantienen íntegras sus personalidades y siempre da gusto descubrir un poco más de sus historias, saber por qué Klaus es así, por qué Elijah está empeñado en redimir a su hermano, por qué Rebekah le guarda tanto rencor a Klaus... y así un sinfín de preguntas de las que obtendremos respuestas y nos sorprenderemos.
La incorporación que más me ha gustado ha sido la de Marcel, interpretado por Charles Michael Davis. Gobierna el barrio francés con manos firme y dura, pero bajo esa superficie de líder y rey inmisericorde se esconde un vampiro con humanidad, corazón y lealtad hacia aquellas personas que son importantes en su vida. Es más sensato y menos impulsivo que Klaus pero igual de determinado e intrépido; al fin y al cabo fue Klaus quien le enseñó todo lo que sabe.

La primera temporada tuvo muy buena audiencia y no fue de extrañar que The CW anunciara su renovación por una segunda temporada. Así que seguiremos disfrutando de estos vampiros malotes y sanguinarios en una segunda temporada que llegará a las pantallas americanas el próximo 6 de Octubre :)

En resumen, 'The Originals' no tiene nada que envidiar a su serie madre. Su trama más madura, sus personajes bien consolidados y la continua lucha entre bandos y criaturas sobrenaturales, le dan el toque distintivo y adictivo. Si te aburre la típica lucha entre el bien y el mal, los tríos amorosos y los vampiros azucarados, The Originals es tu serie. Con todos los malos malosos reunidos en una misma serie haciendo de las suyas, buscando venganza y poder... ¡no hay tiempo para el aburrimiento!
 photo Puntuacioacuten5_zpse12ea850.png

3 comentarios :

  1. la quiero veeer!" estaba viendo diarios de vampiros pero es tanto lo mismo que llegue a la cuarta xd
    espero continuaar..
    saludoss

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Soy muy fan de TVD y cuando empezaron con el spin-off lo vi por esta razón. El principio me gustó mucho porque, aunque yo ya conocía a los personajes, me gustaba conocer algo más de ellos. Lo que me gusta mucho de esta serie es que no es como TVD para nada, es todo política y acción y no tanto romanticismo. Sin duda ha sido una 1 temporada genial y tengo muchas ganas de que empiece la segunda ^^

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. ¡Me encanta! Que ganas de que empiece la 2ª temporada. Siempre me han gustado los Mikaelson, y poder verlos en acción, con todo el protagonismo y sin amorios extraños de por medio (no hablaré de Elijah porque me hierve la sangre sabiendo a quien le quieren meter con calzador al lado) es una maravilla. Pero es que encima está Marcel, cuyo personaje me ha encantado, y su historia con Rebekah más todavía.
    Siempre me ha gustado mucho TVD, pero ha llegado un punto, en estos dos últimas temporadas, que si la sigo viendo es únicamente porque salen Bonnie y Stefan. De no ser por ellos, haría tiempo que habría dejado de ver esa serie. Y si la siguen alargando así porque si, al final, la dejaré sin terminar...

    Besotes

    ResponderEliminar

¡Tus comentarios le dan vida al blog! Se agradece cualquier tipo de mensaje siempre y cuando no resulte ofensivo y se respete la opinión de los demás.
El Spam queda totalmente prohibido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...