viernes, 10 de febrero de 2017

Reseña: 'Violet y Finch' de Jennifer Niven




Título: Violet y Finch
Autora: Jennifer Niven
Editorial: Destino
Páginas: 400
ISBN: 978-84-08-14142-6

Violet está rota.
Finch está roto.
¿Pueden dos mitades rotas reconstruirse?
Esta es la historia de una chica que aprende a vivir de un chico que pretende morir; de dos jóvenes que se encuentran y dejan de contar los días para empezar a vivirlos.

 photo Opinioacutenpersonal2_zps22a5d3b5.png
Si os tengo que ser sincera, me adentré en la lectura de este libro sin saber muy bien qué esperarme. En su sinopsis se menciona que la chica aprenderá a vivir a través de un chico que pretende morir y eso me hizo hacerme a la idea de que no me encontraría con el típico romance adolescente en el que los dos protagonistas tienen problemas y juntos logran romper con ellos y salir a flote. La idea de "pretender morir" se me quedó rumiando en la cabeza y fue lo que más despertó mi interés y, tras terminar la lectura de esta novela, sólo puedo decir que me ha dejado una sensación un tanto ambigua pues el desenlace deja un mensaje agridulce y las posteriores notas de la autora dejan latente más aún que, aún escribiendo desde la ficción, la cruda realidad está impresa en cada una de sus páginas y son muchos los jóvenes que se sienten perdidos, que se enfrentan a trastornos emocionales, depresión, ansiedad, desequilibrios mentales o pensamientos suicidas sin que nadie a su alrededor se percate de las indicios o síntomas, al tiempo que los propios jóvenes se sienten avergonzados y no quiere hablar de ello. Lo cierto es que se trata un tema muy delicado y te hace pensar en hechos que ocurren a diario, ya te toquen cerca o no.

Theodore Finch y Violet Markey se conocen en una situación peculiar cuando los dos han tenido la misma idea de subirse a la cornisa de la torre del instituto para poner fin a sus vidas. Ambos tienen razones diferentes para haber llegado al punto de tomar esa decisión tan drástica: Violet sufrió la pérdida de su hermana mayor en un accidente de coche unos meses atrás y se siente culpable; y Finch es un incomprendido, con cambios de humor y con gran facilidad para meterse en líos. Cuando Finch ve a Violet a punto de saltar al vacío logra convencerla y, movido por la curiosidad de saber qué la llevó a tomar la decisión de acabar con su vida, encuentra la excusa perfecta para acercarse a ella y conocerla mejor: un trabajo de Geografía en el que tienen que visitar los lugares más destacados del condado de Indiana. Finch se irá acercando a Violet, haciéndole ver que hay mucho por lo que vivir y que la vida sigue, quizá no del modo que uno espera, pero sí del modo que debe ser. Violet verá en Finch su lancha salvavidas y juntos disfrutarán de la aventura de sus vidas pues, al final, lo que importa no es lo que coges, sino lo que te llevas.

Lejos de una historia de amor, que también la tenemos, Violet y Finch es algo más. Es una historia profunda y compleja donde el bullying, el pasotismo de los padres, las depresiones y las enfermedades mentales dejan de ser tabú y se presentan con suma naturalidad de la mano de Jennifer Niven, una autora que escribe con conocimiento de causa y que con esta lectura creo que ha conseguido hacer un reclamo y abrir los ojos a estas situaciones que aún a día de hoy se tienen como estigmas sociales, abusando del desconocimiento o la negación de familiares, amigos y del propio adolescente afectado para torcer la cara en la dirección contraria y justificar así el resultado final.

Finch es un personaje que me ha encantado conocer. Es la viva estampa de las etiquetas y ser juzgado sin mirar más a fondo. En el colegio todos le llaman Theodore el Friki, Finch el Piojoso, Fich el Vago, Finch el Cabrón, etc. Hay un sinfín de apelativos groseros que sus compañeros de instituto tienen para él a diario, y todo porque se fijan en lo que ven a simple vista, en las acciones de Finch, y no se molestan en darle un poco de su tiempo y conocerlo de verdad, como termina sucediendo con Violet. Finch es un chico listo, con un gran corazón, cargado de sensibilidad, atormentando e incomprendido. Nadie entiende su situación ni camina en sus zapatos, ni siquiera el psicólogo del instituto al que está obligado a ver varias veces por semana. Todo el mundo le da la misma charla pero carente de interés personal, y me ha dado mucha pena reconocer en Finch la situación real de millones de adolescentes que se sienten solos y desamparados en un mundo repleto de personas.
Violet, por otro lado, pasa de tener una vida perfecta, siendo una de las chicas más populares del instituto, a aislarse de todo el barullo tras la muerte de su hermana en un accidente de coche en el que ella salió ilesa. La culpa le resulta abrumadora y se siente incapaz de seguir con su vida sin pensar en su hermana o tratar de parecerse a ella, de mantenerla con vida a través de sus recuerdos, sus pertenencias y su culpa. Su camino a lo largo de la novela radica en dejarse guiar por Finch, en encontrar aquellos que la ayude a seguir adelante y luchar sin cobardía para superar sus miedos.

La novela está narrada en todo por momento en primera persona tanto por Violet como por Finch, alternándose los capítulos entre uno y otro, y dividiendo también el argumento en tres partes. En la primera parte, titulada Finch y Violet, abundan más los capítulos narrados por Finch, y se trata de una lectura muy pausada. Se me hizo bastante extensa y me dio la sensación de que apenas se avanzaba. Esta primera parte se centra más que nada en conocer a Violet a través de los ojos de Finch y, principalmente, en conocer más en profundidad a éste, sobre todo en cuanto a sus pensamientos suicidas y a su afición por conocer el momento final de personajes históricos, de cómo acabaron con su vida, para hallar la forma más adecuada y certera de ponerle punto y final a la suya.
Luego, en la segunda parte, titulada Violet y Finch, se cambian las tornas, y la trama comienza a animarse un poco más. Coge más carrerilla y agilidad y los protagonistas empiezan a conectar mucho más y a tomar decisiones que marcarán su día a día, tanto con su familia, como con ellos mismos de forma conjunta e individual. Aquí es donde veremos realmente lo dañados que están y cómo cada situación les lleva o bien a dar un paso hacia adelante o retroceder dos hacia atrás.
Y en la tercera parte, Violet, es donde todo cobra sentido y donde entendemos plenamente el mensaje que ha querido transmitir y dejar la autora con esta historia, un mensaje que encoje el corazón y, como ya comentaba en un principio, te abre los ojos a la realidad de millones de adolescentes y adultos.

En resumen, 'Violet y Finch' es una historia triste y desgarradora, pero a la vez necesaria para comprender que aún siendo una historia de ficción, la realidad que contiene es mucho más cruda y difícil. Es una lectura que no deja indiferente y que narra con total naturalidad, sin abusar del drama, la historia de dos jóvenes perdidos que logran cambiar sus vidas, aún cuando el resto del mundo no está preparado para comprender y aceptarlos como son: personas normales y corrientes, rotas como cualquier otra, y que tratan de sobrevivir a diario en una soledad impuesta por el desconocimiento y las etiquetas.
 photo Puntuacioacuten35_zpsafa51ca9.png

13 comentarios :

  1. Hola!
    Tengo mucho miedo! ahora mismo no estoy preparada para dramones aunque me encantan, y aunque tengo ganas de leer este libro hace mucho por el momento no lo haré.
    Un besito y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Espero que puedas encontrar el momento para leerlo. Es una trama difícil pero merece la pena :)

      Eliminar
  2. Hola!!!

    Desconocía por completo este libro y la verdad es que me ha gustado mucho por lo que veré si puedo conseguirlo para darle una oportunidad pues creo que terminara gustándome mucho. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te animas espero que te llegue la historia :)

      ¡Besos!

      Eliminar
  3. Hola!! Pensé que el suicida era Finch. En todo caso, es una lectura diferente, pero de esas que te pellizcan y te hacen pensar un poco más en la realidad que viven personas que ni te imaginas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Sí, Finch también. Los dos protagonistas pasan por un momento difícil y ambos han tenido la misma idea de ponerle fin a todo y de ahí que se conozcan en la azotea del instituto y comiencen una amistad que les hará ver las cosas de otra manera.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  4. Lo leí el año pasado y me gustó mucho, la verdad. Hace poco leí la nueva novela de la autora y es genial, te la recomiendo un montón!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tendré que buscar la nueva novela. ¡Gracias!

      Eliminar
  5. ¡Hola Nedyah! Este libro me encantó, es definitivamente de mis favoritos. De hecho, tengo muuuchas ganas de releerlo <3
    Me ha gustado bastante tu reseña :D

    ResponderEliminar
  6. Holaaa :)
    La verdad es que yo creia que este libro iba a ser un tipico amor adolescente más y no me había llamado mucho la atención. Pero trás leer tu reseña, debo de decir que tengo muchas más ganas de leerla, ya que parece que tiene una trama diferente y una trama que pocas autoras se atreven a tocar.
    Gracias por la reseña, te ha quedado genial.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!

    Esta fue mi mejor lectura del año pasado, me gustó muchísimo, disfruto con las historias que son duras y que tienen mensajes de este tipo o que muestran una realidad que muchas veces pretendemos ignorar. Para mí, un libro muy bueno. Estoy deseando leer el nuevo libro de la autora, a ver si me enamora igual :)

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  8. diganme que no soy la unica que lloro con este libro. Simplemente me encanto

    ResponderEliminar

¡Tus comentarios le dan vida al blog! Se agradece cualquier tipo de mensaje siempre y cuando no resulte ofensivo y se respete la opinión de los demás.
El Spam queda totalmente prohibido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...